Gracias por tu visita.

Welcome

¡Espero que disfrutéis de este espacio! Estaré encantada de leer y responder vuestros comentarios y sugerencias, ¡nos leemos!

Capítulo 6

(JUDIT)

La canción Call me maybe no dejaba de sonar.

_ Judit, tu móvil no deja de sonar_ dijo Angie adormilada aún.

Ahora sonaba  A song calling for you.

_ Y ahora suena el tuyo bonita_ respondí entre risas.

“Hola chicas, necesito una reunión urgente con todas, tengo varias noticias que daros. A las 15 donde siempre. Besitos, Laura”


_ Seguro que quiere contarnos lo de Fer, ¿es que se piensa que no nos dimos cuenta ayer?_ decía Angie.

Pero yo sabía que mi amiga tendría algo importante que decir, nos quería reunir a todas y eso no era propio de Laura, si ella nos reunía sería para algo gordo.

No nos habíamos dado cuenta pero eran las dos del mediodía cuando nuestra amiga nos envió el sms, había conseguido conciliar el sueño después de que mi estúpida conciencia me jorobase la noche. ¿De verdad estaba dudando entre Jeff y Aarón? De Jeff me separaba un océano y a Aarón le tenía aquí, pero me había sentido tan a gusto los quince días que pasé con Jeff en Colombia... Con él todo era simple, sabía como entretenerme y me hacía sentir especial o ¿quizá yo me había sentido así después de estar enamorada de alguien que no me correspondía? ¿Necesitaba sentirme querida y me dejé querer por Jeff? ¿Había jugado con él? No, no había jugado con él, ¿quién se iba a imaginar que cuando llegara de mi viaje Aarón se declararía?

_ ¿En qué estás pensando? ¿Has visto que hora es y tu sin arreglar?_ mi amiga me sacó de mi mundo.

_  ¡Jodeeer! ¡Llegamos tardeee!_ cogí lo primero que pillé del armario, me di uno poquito de color en la cara y salimos de mi casa casi corriendo.

_ ¡Taxi! _ Angie estaba que trinaba, a pesar de vernos correr, el conductor del autobús no quiso esperarnos.

_ ¿En que andabas pensando antes? Por tu culpa vamos a llegar tarde. _ me regañó Angie. _ ¿Te sientes culpable eh?_ mi amiga sonrió por fin, quizá después de Seri, era la que más me conocía.

_ No es culpabilidad, es inseguridad. No se si está bien. Yo no tenía planeado que Aarón hiciese lo que hizo, y dejé a Jeff esperando por mí, acepté lo que Aarón dijo sin pensar en él. Y lo peor de todo, es que no sé si tomé la decisión correcta. Por cierto, no te creas que se me ha escapado lo que pasó ayer con Kixpo, te libras del interrogatorio porque estamos llegando al parque, pero tenemos una conversación pendiente._ le dije a mi amiga con tono de advertencia.

Bajamos del taxi casi corriendo y allí en la mesita en la mesita del parque en la que nos llevábamos reuniendo años y años, aquella mesa que había escuchado tantas confesiones, sueños e ilusiones, estaban esperándonos nuestras amigas. 

_ ¿Dónde narices os habíais metido?_ Laura estaba histérica.

_ Lo siento chicas, culpa mía, no podía salir a la calle con las ojeras que tenía._ puse cara de disculpa y todas rieron.

_ Bueno Laura, ¿nos dices el motivo de esta reunión tan precipitada?_  Seri parecía impaciente.

Laura nos miraba a todas con un poco de miedo, ¿qué estaba pasando? y después de unos minutos y un largo suspiro: 

_ Bueno, no quiero que penséis que estoy loca o algo por el estilo pero llevo desde el comienzo del verano saliendo con Fer. Yo...Siento habéroslo ocultado, simplemente quería estar segura de que esto iba en serio. Se que pensaréis que esto es un juego para mí por mis comportamientos anteriores, pero de verdad vamos en serio._ Laura nos miraba con cara de culpabilidad por habernos ocultado su relación. 

_ ¡Me parece una auténtica locura! ¿Tenía que ser Fer?_ Ari estaba teniendo justo la reacción que todas esperábamos. _ Estás loca Laura, en serio, tiene 10 años más que nosotras, vive a 100 km de aquí y es el hermano de Sergio. 

_ No estoy loca, la edad no me importa, me entiende, me aguanta y me quiere. Y también te informo de que ahora vive aquí. _ respondió Laura con gesto triunfal.

_ Ari, no hagas de esto un drama, Laura es mayorcita y sabe lo que hace. _ dije yo para quitar un poco de hierro al asunto. _ Además, ¿qué tiene de malo?

_ Judit, no me vengas con gilipolleces, es el hermano de Sergio, si algo sale mal nos veremos involucrados.

_ Sabes tan bien como nosotras que eso no sucederá, vaya bien o mal siempre estaremos juntas, ¿verdad?_ dijo Angie mirándonos a todas. _No podemos permitir que esto se estropee por nada, sois lo mejor que tengo.

_ ¡Qué dramáticas sois!_ dijo Seri. _Nada se romperá, Angie. ¡Os quiero!


Y estallamos todas de risa, ¿qué le estaba pasando a Seri? Esta chica nos volverá locas, ayer parecía que nos odiaba y hoy parecía que volvía a la normalidad. No me importó su cambio de humor repentino, yo quería a mi mejor amiga de vuelta y allí estaba dándonos esperanzas.


Y tras un breve silencio y sabiendo que Laura no había acabado sus confesiones:

_ ¿Eso no es todo, verdad?_ interrogué a mi amiga.

Volvió a suspirar y habló:

_ Nos vamos a vivir juntos. _ nos dijo con una gran sonrisa de felicidad.

_ ¿Estás segura? _ Ari ahora ya no sonaba enfadada, ahora sonaba preocupada. _ ¿No te quedan demasiadas cosas por vivir como para engancharte a un tío tan mayor? En serio Laura, creo que estás loca.

_ ¿Loca yo? Yo no llevo desde que tengo uso de razón saliendo con un solo chico y sin una meta._ respondió Laura en tono despectivo.

_ ¿Eso piensas de mi? ¿Que he echado mi vida a perder?_ ahora era Ari la que estaba al borde de las lágrimas. Laura se había pasado, nosotras solo nos preocupábamos por ella. Era cierto que nos quedaban muchas cosas por vivir y éramos conscientes de que la edad de su novio y las nuestras no eran muy compatibles, pero si ellos se querían deberíamos apoyarles.

_ Lo siento Ari, no se que me ha pasado. He tardado tanto en contároslo porque yo sabía que pasaría exactamente lo que esta pasando. Entiendo que os preocupéis por mi, pero le quiero y él a mi, ¿no es eso lo que siempre quisimos? ¿Lo que tantas veces habíamos deseado en esta misma mesa desde que éramos niñas? _ las lágrimas corrían por los ojos de Laura sin parar y así terminamos todas, llorando como magdalenas y guardándonos para cada una de nosotras nuestras opiniones sobre esta locura que iba a cometer nuestra amiga.

_ Yo te quiero mucho Laura,  y solo me preocupo por ti. Disculpas aceptadas, pero no vuelvas a decirme algo así o morirás. _ Y de nuevo, nos echamos a reir, ¿como podía ser que pasáramos de reir a llorar y viceversa en tan poco tiempo? Eso no era lo importante, lo importante era que nuestras amigas habían hecho las paces.

_ Ya que estamos de confesiones, Seri, ¿por qué no le cuentas a las chicas lo que me contaste ayer?_ dijo Ari quitándose las lágrimas de la cara.

La cara de Seri cambió por completo, se quedó pálida, ¿qué le estaba pasando a Seri? ¿qué era lo que nos ocultaba?

_ ¿Estas bien Seri?_ le pregunté preocupada

_ Si yo...yo creo que voy a empezar a salir con Alex. _ dijo al fin Seri mirando a Ari con cara de pocos amigos.

_ ¿Alex el mejor amigo de Sergio?_ dijimos Angie y yo a la vez.

_ Si, ese Alex. Os pido, por favor, que no le mostréis lo "bien" que os cae, en especial a ti. _ dijo mirándome acusadoramente.

_ Bueno no te diré que no comprendo tus motivos, porque los comprendo_ dije al borde de ataque de risa._pero como se le ocurra hablarme mal o mirarme mal, sabes que no tendré la boca cerrada, no se que problema tiene conmigo.

La tarde pasó volando como cada tarde que pasábamos juntas y estuvo llena de confesiones, pero sabía que a mi mejor amiga le pasaba algo, no tenía nada que ver con Alex, lo que yo no sabía era porqué lo ocultaba, ¿le habría contado algo a Ari anoche? Tendría que interrogar a mi prima, pero iba a ser una tarea dura o tendría que interrogar directamente a Seri. Con todas estas cosas en la cabeza me dirigí a mi casa.

Unos minutos más tarde...

_ ¡Judit! ¿Cómo se te ocurre dejar la casa como la has dejado?_ mi madre comenzó a gritarme nada más entrar por la puerta.
_ Ay mamá relájate que solo he dejado la cama sin hacer_ le dije dirigiéndome a mi habitación.

_ ¿Cómo que me relaje? Ya sabes que la habitación de una señorita debe estar siempre recogida, nunca se sabe en que momento podrá ser visitada y siempre debe estar perfecta. Por cierto, te llegó una carta de Colombia, ¿hiciste amigos en nuestras vacaciones?

_ ¿Una carta de Colombia? ¿Dónde esta?_ pregunté ansiosa.

_ En el salón donde te dejo siempre las cartas hija, pero siempre entras con tu música y pensando en no se que y no te fijas en las cosas, ¿cuantas veces te tengo que decir que...?

Dejé a mi madre con las palabras en la boca, ¿que si hice amigos? esa carta sólo podía ser de una persona, la única persona de la que no quería tener noticias. Y conocía perfectamente el contenido de esa carta. Ahora ya si que debía tomar una decisión. Aunque ya sabía el contenido me obligué a leerla:


Hola Judit:

Como ya viste en el remite de mi carta, en la postal que te adjunto y en el sello de mi nación sobre el sello de esta carta, si, soy Jeff..

¿Que tal esta la chica que ocupa todo mi corazón?
Supongo que esta carta la podría dedicar para decirte lo que siento, pero cada palabra que escribo me hace desear saber de ti, me hace desear poder echar el tiempo hacia atrás y volver al momento en el que yo abrí aquella Web, donde leía un mensaje pidiendo ayuda para conocer mi bella tierra.

Cada vez que paso por Plaza bolívar no puedo dejar de esbozar una sonrisa, recordando cuando te vi la primera vez y te pedí que me enseñaras la ciudad, nerviosa y con voz temblorosa me dijiste que tu no eras de aquí de Colombia y que estabas esperando a un chico para que te hiciera de guía, aun no se porque no te fijaste en el detalle de mi acento y en los rasgos característicos que me delataban que yo era de la misma tierra que tu deseabas conocer.

Podría decirte simplemente que te echo de menos, que recuerdo cada segundo juntos, las visitas que hicimos  incluso a lugares que yo jamás había visitado aun viviendo cerca, Museo Botero, Museo militar y visita muy divertida al Centro Cultural Gabriel García Márquez, donde antes de entrar comimos aquella natilla colombiana y manchaste tu blusa y donde esa mancha inexplicablemente en forma de corazón sobre tu blusa azul me hizo decir inconscientemente “Estamos predestinados” y ahí comenzó todo, ahí me perdí en las calles de tu mirada.

Nuestro primer beso en aquel restaurante, en aquella terraza con vistas al mundo jamás lo olvidare, jamás olvidare cuando cogiste mi mano y me dijiste, no voy a estar toda la vida acá en Colombia y donde yo te dije pero si acá, señalando con mi dedo índice mi pecho, donde aun te guardo en esa cajita llamada corazón.
Pasamos tantos momentos juntos que siendo sincero tendría que escribirte un libro para poder redactar tu estancia en mi corazón y mi aventura perdido en tus ojos.
Te echo de menos Judit, echo de menos tus besos, tus abrazos y sobre todo echo de menos tus buenos días saltando sobre mi y haciéndome cosquillas para que abriera los ojos y sonriera al verte, pero ya sabes que no necesito motivación alguna para sonreír al verte porque solo tu eres capaz de hacerme feliz.

Con todo el dolor de mi corazón he de despedirme ya, no sin antes decirte que
TE AMO  y que deseo poder volver a tenerte arropada en mis brazos perderme en tus ojos y oír la música que tocabas dentro de mi corazón con fuerza.

Un Beso Amor, lo eres todo para mí

 TE AMA
     Jeff
                           

La leí y releí miles de veces, las primeras veces llorando, las siguientes analizándolo todo, ¿cómo podía decir que me amaba? Sentía que mi cabeza iba a explotar y que mi corazón se saldría del pecho, ¿cómo podía quererle y odiarle a la vez? y pensando en todo esto me quedé dormida.

FIN. 



1 comentarios:

nico baasdog dijo...

perfec sin mas

Publicar un comentario

My Blog List

Con la tecnología de Blogger.

Follow by Email

Blogroll


El librero de Tetsu Hana Powered by BannerFans.com http://fantasiaalos30.blogspot.com.es/

Popular Posts

Followers